jueves, 1 de abril de 2010

Luigi Nono

Paleta calefón: enciende el morro,
huele nomenclaturas,
incide como fulcro del Thesaurus:
patitas para qué,
uñas y dedos idos, periscopio
o Pinamar de a dos,
cigarro que el corito te articula,
nacimiento del alma,
aguja la lenteja, vamos todos
a cantar la canción
del escorpión que pica cuando nada
sobre una puta, puta
atravesada por abecedarios
rurales, pantalón,
discriminar el torso del presente,
dádiva que almacena
tu retebién, amor. Azul la mancha
que quedó en el cigarro,
lirio junta ganado, lirio masca
yerbajos sin pudor,
me rasco el entimema de esperar
la cogienda sublime,
coritos como morsas que vislumbran
un futuro derrame.
Coritos, mascaradas, estaciones:
todo un teucro pretende
acompasar la marcha en pleno invierno,
me cruje el morbo, crujo,
un denso desafeita la masacre,
algo se aúlla, carpas
del numerario pialan y se oxidan,
canto llano y torturas,
y donar el talón, sin soldaduras
no puedes acatar
la Ley que es picha, que te coge abajo,
la Ley que es fiambre: Ley
de los pijamas/cedro, regurgito
y danzo, urgencia que
maniata al vencedor.

1 comentario:

  1. Hola Pablo me parece muy buen poema, como te dije, siento que es muy moderno y que es polisémico. Todos tus poemas tienen tu propio estilo, que es lo más importante, la identidad. Un abrazo, Atte Lili

    ResponderEliminar