lunes, 11 de octubre de 2010

Ahora

Ahora se conecta. Ahora anhelo.
Ahora espero un poco.
Ahora somos dos que no se miran.
Ahora me separo
del dolor, de puñales. (Hojas muertas
que no se estorban pero
que aún se saben hijas del andar;
rompecabezas trunco,
mesita en que acomodo los papeles
en que te hago durar.)

2 comentarios:

  1. Me gustó tantísimo que lo leí en voz alta, Tam. Tres veces lo leí en voz alta.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. ¡Eh, Mimo! ¡Gracias! Seguiré escribiendo, entonces. Te visito regularmente, doñita, y me va gustando cada vez más lo que vas logrando con tu decir. Beso,

    Tam.-

    ResponderEliminar