miércoles, 4 de julio de 2012

nº 0003

un guaso me chorea. me conoce
pero --¿será la gorra?--
no ve quién soy, y: "contra el suelo":
frenético. modero
el tono de mi voz por que no crispe
la suya, decibeles
o cuerpo/adrenalina que me cacha
ya mismo, preguntando
muy insistentemente, sudor, roce,
si yo soy cana. aparta
la coca, el parisiennes. no se queda
--¡suerte la mía!-- con
mi par de llaves (la Mejoradora
descansa sola allá).
apenas si me quita --nerviosazo,
perdido por perdido,
en todo caso loco-- la apacible
billetera, cartucho
de los imanes de hambre. ¿alcantarilla
pa'l necio documento,
pa'l sobado carnet de sacar libros,
pa' las tarjetas, -- ¡ay!:
pa' pliegues de Minguito? ¿denunciar,
mañana, el "arrebato"
de eso que es nada? velo por la que,
horrorizada por
ese quieto turbión en que la Luna
le señaló al chorito
que me quitara esa platita vaga,
esos nimios papeles
(no...: temerosa --¡corazón!-- de que algo
horrendo, irremediable
me suceda), intenta descansar, almita
que calló compungida
cuando escuchó la anécdota. 

9 comentarios:

  1. Tenía que salir algo así o amargarse. La mierda es tal cual lo pusiste ahí. Abrazo

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Gabo, por comentar. :-) La pasé mal por lo mal que la pasó la Ceci: temor horrendo. En cuanto al chorito, no es el que pensaba, sino de unos nuevos de la San Alberto. Droga. Mantendremos informados.

    ResponderEliminar
  3. Y cantás nomás tu poema en la adversidad, qué espíritu el tuyo... Acompaño en el "compungimiento". Cuídese.

    ResponderEliminar
  4. Sí: ella temió mucho, no sabía yo qué hacer para quitarle el gran cuiqui. Gracias, Vero. Trataré de no bravuconear.

    ResponderEliminar
  5. Trate de no bravuconear, por que el miedo por lo que puede pasarle es grande. Por otro lado, imagínese qe puede salir la justiciera mal, y eso sería un problema... policial, claro está; pero ideológico también.
    Cuidese, amor. cuidese mucho, mucho,mucho. mas ahora, qe tiene lagarto para atender y un telón "pre-cio-so" en el living.
    <3 besos mil.

    ResponderEliminar
  6. Por otro lado, el texto esta re bueno. Muy tristemente emotivo. La materia de la vida emotiva primigenia y el trabajo técnico del oficio.

    ResponderEliminar
  7. Amor, amor, amor: me quedo en el molde. Sí: pensar y no pensar lo sucedido. La cosa es que podría haberme ido fulero; la cosa es que te habrías vuelto loca; la cosa es que le ponías una nuclear a la pobre República. Hay Lagarto, hay hermosas cortinas, hay tantas cosas por delante...: a no acortarlo.

    La amo.

    ResponderEliminar